Litigio Posterior al Juicio: Ejecución y Modificación de la Sentencia Final

Un Litigio Pos Juicio es cualquier acción legal que busque hacer cumplir o modificar una sentencia final previa por parte del Tribunal. Usualmente tal litigio involucra a las mismas partes en el procedimiento anterior. Una Sentencia Final es la decisión final del Tribunal en un caso cualquiera y esta significa la conclusión del trabajo principal del Tribunal de Ejecución de sentencias finales que significa forzar a una de las partes a pagar cierta cantidad de dinero que el Tribunal decide como apropiada que se debe a la otra parte, o llevar a cabo o restringirse de llevar a cabo algún acto descrito en la sentencia final. El Tribunal puede usar sus facultades de desacato para coaccionar o castigar a una de las partes que intencionalmente falle en pagar la manutención del hijo o la pensión de alimentos del cónyuge o cumplir con un término no monetario específico o con una condición en la sentencia final. La modificación de una sentencia final es mucho más común en la ley de familia que en otros tipos de procedimientos legales, porque es un principio básico de la ley de familia que el Tribunal continúe supervisando las cambiantes circunstancias financieras y otras relacionadas con las partes o con los hijos y que responda apropiadamente para asegurar su bienestar. Para este propósito, el Tribunal de Familia tiene jurisdicción continua para modificar cualquier decisión concerniente a la manutención o custodia de los hijos basado en lo más conveniente dentro de sus intereses cambiantes y también para modificar cualquier concesión de manutención del cónyuge basado en cambios mayores imprevistos dentro de las necesidades del cónyuge beneficiario o en la capacidad de pago del esposo con la obligación de pago. Son más comunes también los procedimientos de desacato en el Tribunal de Familia que en otras disputas legales, ya que los pagos de dinero que no sean los de manutención, no están sujetos generalmente a los poderes de coacción y de sanción de los tribunales.

El pago de manutención de los hijos o de la pensión alimenticia puede hacerse cumplir usando los mismos métodos usuales para cobrar cualquier deuda, o por medio de los facultades de desacato del Tribunal de Familia. La primera forma es un cobro ordinario de deuda civil y solo es efectivo usualmente cuando la parte que debe el dinero tiene dinero u otros bienes que la parte demandante pueda encontrar fácilmente y embargar como satisfacción de la deuda. También funciona bien cuando el deudor busca proteger su buena tasa de crédito. Sin embargo, un método mucho más útil para hacer cumplir las obligaciones cuando la parte obligada falla en pagar la manutención de los hijos o la pensión alimenticia y que se puede demostrar que ésta parte tiene la capacidad financiera de pagar, sea porque él o ella tiene el dinero o la capacidad de ganar el dinero, es una acción de desacato en contra de esa parte. Si el tribunal descubre que esta parte queda intencionalmente desempleada o subempleada, o que simplemente rechaza pagar la manutención de los hijos a pesar de tener buen ingreso o bienes visibles, esta parte puede terminar en la cárcel. A menos que la falla en cumplir con la orden del Tribunal sobre la manutención de los hijos sea seria o continua, siempre se le da a la parte encarcelada la oportunidad de salir, llamada ''purgación del desacato'' pagando lo que el Tribunal determine que está dentro de la capacidad de pago de la parte. Pero, la perspectiva de ser enviado a la cárcel o de ser multado además de tener que pagar los honorarios de abogado de la contraparte y otros costos, es todavía una poderosa fuerza disuasiva en contra del rechazo de un deber de manutención ordenado por el Tribunal.

Las facultades de desacato que son potestad del Tribunal de Familia para hacer cumplir una sentencia final u otra orden del Tribunal se extienden a aquellos actos que se requieren que se efectúen o que se abstengan de realizarse. Cualquier violación deliberada y repetida, persistente o seria, de cualquier provisión de la sentencia final relacionada con el plan de crianza o con el programa de tiempo compartido, por ejemplo, es demandable por desacato.

Los honorarios de abogado se pueden recuperar en un litigio después de la sentencia final sobre la misma base del litigio original, nominalmente sobre la falla y basados en una capacidad financiera superior. Un fallo de desacato usualmente presupone el grado necesario de infracción que apoye la concesión de honorarios de abogado, ya que el desacato se define como la falla deliberada en cumplir con una orden directa del Tribunal. Los procedimientos de modificación pueden, pero no necesariamente, significar fallo en alguna de las partes, ya que el derecho a una modificación se basa usualmente en algún cambio inesperado en las circunstancias. En tal caso, los honorarios del abogado se adjudican a la parte necesitada financieramente si la otra parte ha probado tener la capacidad de pago de esos honorarios.

Las contingencias inevitables de la vida y la jurisdicción continua del Tribunal de Familia para hacer cumplir y modificar sus órdenes hacen que sea imposible eliminar completamente el litigio posterior a la sentencia final. Pero esa posibilidad de litigio continuo puede minimizarse teniendo una representación legal competente en el procedimiento principal. No hay atajos. Solo por medio de un cabal conocimiento de la ley, de una investigación apropiada y de una adecuada preparación de su caso, con la ayuda de un abogado como los del estudio de Vilar Law, P.A., puede usted reducir más efectivamente el riesgo de regresar al Tribunal después de haber obtenido su sentencia final.

Contact Us
Contact Form